Dirigido a todos los lectores de Arturo Pérez Reverte

Aquí no encontrarás a un fan autocomplaciente que aprueba a pies juntillas todo lo que Arturo Pérez reverte dice o escribe. Más al contrario, encontrarás a alguien que utilizará la obra o los artículos de nuestro admirado autor para expresar sus propias convicciones, la mayor parte de las veces en franca oposición a las del autor.

miércoles, 11 de mayo de 2011

LA BOTELLA DE VRANAC. ULTIMO ARTICULO DE PEREZ REVERTE EN XL

Este es uno de esos artículos que hacen que me sienta apesar de todo revertiano. Este es uno de esos artículos donde el autor saca a relucir sus más sinceros sentimientos y esto generalmente ocurre cuando recuerda o nos relata acontecimientos relacionados con sus vivencias como reportero en los diferentes conflictos bélicos, especialmente en aquellos en los que España ha participado. Y personalmente soy muy sensible a aquellos en los que trata los temas del Sáhara o la antigua Yugoslavia. Ambas tienen como punto de unión La Legion Española y son muchos los lazos que a ella me unen.

Hoy Pérez Reverte añora con nostalgia a esa milicia de la noticia  que forman los reporteros de guerra. En otras ocasiones añora con nostalgia  la otra milicia, la de las armas, y nos muestra su respeto y admiración hacia los caballeros legionarios, hacia los que cubren su cabeza con chapiri y los que la cubren con la boina negra de los peridistas. Y ya nos dijo Calderón que "en buena o mala fortuna/la milicia nos es más que una/religión de hombres honrados".

Pero ¿Qué es lo que ve Pérez Reverte, un autor que casi siempre se nos presenta como cínico, incrédulo e incluso ácrata especialmente de las formas, protocolos y normas, en personas que precisamente se caracterizan por lo contrario ? Ve disciplina, sacrificio y desinterés. Ve aventura, jerarquía y honor. Ve idealismo, camaradería, patriotismo y fe....Ve el "Vive peligrosamante" de otras épocas. Sí eso es lo que ve, aunque realmente Kosovo, Duvrocnic o Sarajevo. Son los valores, que aunque ellos mismos no lo sepan, carcaterizan a esa milicia de la noticia que son los reporteros de guerra, o almenos esos a los que el autor echa de menos y con los que compartió una botella de Vranac.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada